¿Por qué nos cuesta tanto escribir?

Es una pregunta para la que no tengo respuesta y para la que he intentado miles de remedios. Me he puesto alarmas, he cogido días libres, me he ido al campo a un lugar perdido. Pero siempre cuesta mucho esfuerzo escribir. Es algo que lo mismo te da un placer enorme como que te frustra. Te deprime como un problema matemático al que no eres capaz de encontrar solución.

Gracias a dios no me ocurre como a muchos amigos los cuales les ocurre al contrario. No les cuesta escribir, lo que les falta son ideas o un argumento. A mi se me ocurren muchas cada día y no me cuesta nada generar argumento para una historia. De ahí que tenga tantas novelas gráficas en marcha. El cómic sólo te pide argumento y no mucho dialogo. Pero escribir un cuento o una novela es otra historia. Es algo que requiere mucha concentración y mucho trabajo.

Siempre que le doy  vueltas a este tema, todo me lleva a la lectura. Hoy he dado con “Mientras escribo“, de Stephen King, un libro que te da consejos valiosísimos para que le saques el máximo provecho a tu potencial. Los consejos son muy interesante y como suele pasar difíciles de seguir. Es muy fácil encontrar excusas para no escribir: es que no me dedico a esto 24h, el trabajo me deja agotado etc… Pero lo cierto es que es lo que hay. Es muy difícil vivir de escribir y lo más normal es que necesites un trabajo para pagar las facturas.

Hay quien escribe media hora o una hora al día y saca novelas cortas (o largas). Todo es ponerle mucho empeño. Pasar menos horas delante del televisor, facebook etc.. y centrarse en lo que uno verdaderamente quiere hacer. Hay un pasaje en el quijote que dice algo como “No hay camino que fin no tenga si no se antepone la pereza y la  ociosidad”, pues eso. A ver si me aplico el cuento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *